Sensores de TPMS

Schrader Electronics desarrolló originalmente la tecnología del sistema de supervisión de la presión de los neumáticos (TPMS) a principio de la década de 1990. Desde los sensores de TPMS originales construidos en válvulas insertadas de aluminio, hasta los actuales sensores programables patentados y las válvulas de goma inmediatas, Schrader se ha establecido como líder mundial del mercado ofreciendo tecnología de TPMS de fácil uso para fabricantes de equipos originales, así como para el sector del mantenimiento y las reparaciones. De hecho, más del 54% de las plataformas de vehículos de todo el mundo llevan incorporada tecnología de TPMS de Schrader desde la cadena de montaje, con más de 160 millones de sensores Schrader en la carretera hoy en día.

Los sensores TPMS con batería supervisan la presión del neumático del vehículo, tanto parado como en movimiento. El sensor está sujeto a la arandela de la válvula de neumático del vehículo, con el equipo electrónico del sensor dentro del neumático. El sensor mide periódicamente la presión y temperatura del neumático y transmite esta información a un receptor a bordo mediante tecnología de radiofrecuencia (RF). El receptor descodifica las señales de RF y alerta al conductor si la presión de alguno de los neumáticos cae por debajo de un umbral programado previamente.

APLICACIONES: Sensores de presión de los neumáticos montados en el orificio de la llanta para supervisar la presión del neumático y avisar al conductor mediante una luz en el salpicadero que indica que la presión es baja, mediante un mensaje de texto en el panel de instrumentos o mediante un aviso sonoro. Se utilizan diferentes variantes de sensores para distintos fabricantes de equipos originales.

COMPONENTES: Arandela de válvula en aluminio o goma, tapa de plástico, núcleo de la válvula con niquelado no electrolítico, carcasa de plástico que contiene los elementos electrónicos del sensor.

    Presenta beneficios
    • El sensor supervisa la presión y temperatura del neumático y las transmite a un receptor de RF de a bordo
    • El sistema avisa al conductor de la lenta pérdida de presión antes de que sea peligrosamente baja para el vehículo y sea insegura para conducir
    • Los sensores de repuesto pueden programarse para tener el mismo comportamiento que las piezas originales del vehículo, cubriendo un amplio grupo de tipos y modelos de vehículos
    Propuesta de válvula
    • La tecnología inmediata patentada ofrece una excelente resistencia a la corrosión y es fácil de instalar
    • Duración de la batería del sensor: 10 años o unas 100.000 millas
    • Los sistemas son capaces de reconocer automáticamente las nuevas posiciones del neumático después del cambio de ruedas, de modo que no es necesario reprogramarlo cuando se han cambiado las ruedas/neumáticos
    Especificaciones técnicas
    • Precisión de la presión: ± 5% incluso a temperaturas extremas (-40 °C a +100 °C)
    • Disponibles sensores de 315 o 433 MHz para compatibilidad mundial
    • Las transmisiones de RF del sensor se reducen cuando el vehículo está detenido para conservar la batería